Le député d’Arménie Occidentale, Consul d’Arménie Occidentale en Argentine Guillermo Karamanian a prononcé un discours à la Radio d’Etat d’Argentine. Lors de son discours, Karamanian a notamment parlé du génocide commis contre les Arméniens, l’Arménie Occidentale, et ce qu’il faut faire pour son présent et son avenir. Le discours de Guillermo Karamanian a reçu un vif écho dans les pays d’Amérique du Sud. 

24 de abril

Armenios y armenias de todo el mundo, especialmente de Argentina y Uruguay que son el lugar de nacimiento de la mayoría de los que escuchan este mensaje por este medio.

La República de Armenia Occidental recuerda el genocidio perpetrado por tres gobiernos turcos sucesivos contra nuestro autóctono y milenario pueblo armenio, entre 1894 y 1923. 

Estos tres gobiernos turcos genocidas fueron el del Imperio otomano, el del Régimen de los jóvenes turcos, y el de Mustafá Kemal Ataturk.

Todos los armenios conocimos esta tragedia porque nos fue transmitida, sin intermediarios, por nuestros padres o abuelos, que fueron los que la sufrieron en carne propia.

No necesitamos ir a estudiar para aprender este horror. Fueron nuestros mayores los que nos contaron entre lágrimas lo que padecieron sus padres, madres, hermanos, hermanas, tíos, tías, abuelos y abuelas, entre otros.

Nosotros mismos no fuimos víctimas directas de este genocidio por un suspiro de la historia.

100 años, para nosotros es una vida, pero para la historia de la humanidad son solo segundos.

Turquía, responsable del imprescriptible crimen, goza de más de 100 años de impunidad y usurpa inescrupulosamente todo el territorio occidental del Estado Armenia, que fue reconocido ampliamente en el derecho internacional en 1920, y cuyo Estado continuador es la República de Armenia Occidental.

Sostenemos que la mejor manera de honrar la memoria de nuestros mártires es demandar y exigir a Turquía la inmediata devolución de nuestros territorios usurpados.

Hoy, 24 de abril, conmemoramos en esta fecha simbólica el padecimiento de nuestro pueblo. Pero en este día de tanta sensibilidad, quiero afirmar que es momento de comenzar a transitar un nuevo camino.

Llegó el momento de que los armenios que estamos diseminados en todo el mundo, nos reconozcamos como el pueblo heredero de la Armenia Occidental de nuestros mayores, nos pongamos de pie, miremos a nuestros enemigos a los ojos y nos hagamos cargo de recuperar lo que es nuestro.

La buena nueva para nuestro pueblo, es que todos los armenios del mundo tenemos un nuevo estado que apuntalar y fortalecer: nuestra República de Armenia Occidental.

Tenemos los argumentos históricos, políticos y, sobre todo, jurídicos para conseguir nuestros objetivos, pero necesitamos del apoyo de todos los armenios, cualquiera sea su pensamiento.

No se trata de ideología, sino de sangre. Todo el que tenga una gota de sangre armenia es bienvenido a Armenia Occidental.

Con el surgimiento de la República de Armenia Occidental, fortaleceremos a la actual República de Armenia, tendremos salida al mar y entre Oriente y Occidente,  juntos, construiremos la Gran Armenia que merecen nuestros mártires.

Se que muchos de los que me escuchan no conocen todavía la existencia de la República de Armenia Occidental y entonces, esto que les  digo les parece un sueño, sin embargo les aseguro que es una realidad.

El mensaje esperanzador que transmito en este día de recogimiento para todo nuestro pueblo, es que la Nación Armenia, por intermedio de la República de Armenia Occidental, ha comenzado ya a ejercer sus derechos históricos, políticos y jurídicos, para hacerlos valer en todos los foros internacionales pertinentes, trabajando diplomáticamente con todos los países del mundo para que no tarde en llegar el día en que se haga justicia.

Mi nombre es Guillermo Alejandro Karamanian y me dirijo a ustedes como cónsul de la República de Armenia Occidental en la Repúblca Argentina.